Saltar al contenido →

Categoría: Tecnología

Teletrabajos forzados: el ordenador (1)

En la oficina donde trabajabas hasta hace unas semanas tenías ordenador de sobremesa, teléfono, silla, mesa, archivadores y un cajón con una tableta de chocolate o gominolas…

Ahora estás en tu casa, en la mesa de la cocina, con una silla de tijera, un ordenador portátil antiguo y un cajón lleno de papel higiénico.

No me atrevo a adivinar de dónde ha salido ese ordenador, pero ahora es tu herramienta de trabajo principal y cabe la posibilidad de que no esté en las mejores condiciones, ni de hardware ni de software.

Comentarios cerrados

Teletrabajos forzados: aplicaciones para el móvil

¿Estás deseando leer este artículo para saber qué maravillosas aplicaciones puedes instalar en tu teléfono inteligente como herramientas para el teletrabajo?

Pues te aviso: mi propuesta va a ser que no instales ninguna y que elimines todas las que tengas.

¡Eso sí que es un reto!, y no lo que hacen los tiktokers.

Comentarios cerrados

Teletrabajos forzados: el móvil y la voz

En este tercer artículo voy a centrarme en la «comunicación entre humanos mediante la voz en tiempo real y a distancia». Aquello que antiguamente se llamaba «hablar por teléfono».

Ahora que trabajas desde casa, habrás notado que el teléfono móvil y el ordenador portátil se han convertido en el centro de tu vida laboral.

Y lo de «móvil» y «portátil» parece un chiste cuando lo único que puedes hacer con ellos es llevártelos de la cocina al dormitorio.

Los teléfonos inteligentes se habían convertido en una extensión remota del sistema informático de la oficina, y muchas de las aplicaciones que utilizas en el día a día las tienes tanto en el móvil como en el ordenador, idénticas y sincronizadas.

Pero en la situación actual, el móvil ha retomado la función que tenía antes de su mutación en cámara de vídeo: HABLAR CON OTRAS PERSONAS.

Comentarios cerrados

Teletrabajos forzados: el horario laboral

Casi todo lo relacionado con el teletrabajo está relacionado con la tecnología informática y de telecomunicaciones. Supongo que también se puede hacer algo con papel, bolígrafo y unas palomas mensajeras, pero se escapa a mi experiencia.

Estas tecnologías se han convertido en la salvación de muchas empresas y muchos empleos. Y en esta situación de confinamiento hay que tener cuidado para que no afecten de forma negativa a nuestra vidas.

Por muy atractiva que sea para las empresas la posibilidad de mantenerse conectadas veinticuatro horas al día durante siete días a la semana, no hay que olvidar que somos humanos, y los humanos no podemos mantener ese ritmo.

NO PUEDES MANTENER LA CONEXIÓN 24 HORAS AL DÍA.
NO PUEDES EXIGIR A LOS DEMÁS QUE LO HAGAN.

Es comprensible que mucha gente lo intente a la desesperada. Hay un miedo terrible a perder el trabajo o perder la empresa. Pero esto va a ser largo, así que hay que dosificar el esfuerzo.

Quien se agote antes de tiempo… lo perderá todo.

Comentarios cerrados

El mundo no es ni sencillo ni digital

Soy un tecnófilo con alma de artista.

El mundo no es sencillo, y la vida no sigue los caminos que trazamos, pero la tecnología está aquí para ayudarnos.

La ciencia y la tecnología solo tienen un defecto: están creadas por el ser humano, y han heredado nuestras imperfecciones.

Afortunadamente —a diferencia de los mitos, las creencias y las religiones—, la ciencia y la tecnología evolucionan y mejoran aprendiendo de sus errores.

Comentarios cerrados