Saltar al contenido →

Categoría: Productividad

Teletrabajos forzados: servicios en «la nube»

En condiciones normales, antes de contratar o utilizar servicios en la nube habría que evaluar otras opciones, comparar servicios y sopesar ventajas e inconvenientes.

Dada la situación actual y condicionados por la urgencia del momento, hay que asumir que los servicios en la nube nos ofrecen unas ventajas inmediatas que podemos y tenemos que aprovechar.

Es normal sentir una cierta preocupación por delegar la seguridad de tus archivos y tus datos a empresas que no se distinguen precisamente por el altruismo y el respeto al espíritu de las leyes.

A pesar de todo, la seguridad que ofrecen la mayoría de los servicios en la nube suele ser superior a la que puedes conseguir tú si no cuentas con la experiencia necesaria y los medios adecuados.

Comentarios cerrados

Teletrabajos forzados: redes e internet

¿Para qué sirve un ordenador sin conexión a Internet?

Hoy en día, para muy poco.

Me salto los heroicos comienzos de la informática personal, y me adelanto hasta la llegada del ADSL, el primer tipo de conexión a internet rápido y asequible para los particulares.

Lo más importante del ADSL fue que la conexión era permanente. Ahí es cuando empezamos a vivir realmente CONECTADOS. Además de enviar y recibir mensajes y documentos, esa conexión permanente nos llevó a lo que más nos gusta a los seres humanos: relacionarnos.

Y ahora, con las conexiones de fibra y la reducción de precio de los servidores online, hemos llegado a la era del auténtico trabajo en remoto y «la nube».

Todo es estupendo. Lástima que en las redes también se enreden los peligros.

Comentarios cerrados

Teletrabajos forzados: el ordenador (2) La seguridad

Ahora que estás trabajando desde casa con un ordenador tienes que prestar una especial atención a la seguridad informática, TE GUSTE O NO.

Y no me cuentes milongas, que la cosa no está para bromas: «Yo no entiendo de esto», «No me gustan los ordenadores», «Yo soy de letras», «Es muy difícil», «Esto no es para mí», «Yo soy comercial, no informático», «Nadie me ha enseñado», «Solo lo uso para el email».

¿Cuántos años te quedan para jubilarte? ¿Equis? Pues hazte a la idea de que te quedan equis años de trabajar con ordenador, día tras día y cada día más.

  • Esas excusas del pasado pueden llevarte a perder oportunidades de ascenso o incluso perder tu trabajo.
  • Para las empresas, la brecha tecnológica puede suponer quedarse atrás con respecto a la competencia o salir del mercado.

Este periodo de confinamiento y trabajo en remoto por obligación va a sacar a la luz tus limitaciones y tus virtudes.

Así que ESPABILA. No te lo puedo decir más claro.

Comentarios cerrados

Teletrabajos forzados: el ordenador (1)

En la oficina donde trabajabas hasta hace unas semanas tenías ordenador de sobremesa, teléfono, silla, mesa, archivadores y un cajón con una tableta de chocolate o gominolas…

Ahora estás en tu casa, en la mesa de la cocina, con una silla de tijera, un ordenador portátil antiguo y un cajón lleno de papel higiénico.

No me atrevo a adivinar de dónde ha salido ese ordenador, pero ahora es tu herramienta de trabajo principal y cabe la posibilidad de que no esté en las mejores condiciones, ni de hardware ni de software.

Comentarios cerrados

Teletrabajos forzados: aplicaciones para el móvil

¿Estás deseando leer este artículo para saber qué maravillosas aplicaciones puedes instalar en tu teléfono inteligente como herramientas para el teletrabajo?

Pues te aviso: mi propuesta va a ser que no instales ninguna y que elimines todas las que tengas.

¡Eso sí que es un reto!, y no lo que hacen los tiktokers.

Comentarios cerrados

«Trabajar EN casa» no es «Trabajar DESDE casa»

Si la situación actual te está obligando a trabajar desde casa, ya te habrás dado cuenta de que te enfrentas a una situación complicada y necesitas nuevos hábitos y herramientas para mantener la productividad.

Casi toda la información que puedas encontrar está redactada a base de copiar y pegar ideas más o menos válidas de artículos y libros escritos ANTES de la situación actual. Pero todo ha cambiado.

Quizá estés recibiendo información muy confusa sobre cómo sobrevivir en esta situación, y la estés leyendo en un rincón infame de tu casa, en una silla de cocina, mientras unos niños gritan a tu alrededor y te están llamando por teléfono porque no has entregado eso que tenías que entregar.

Aunque tu empresa tenga experiencia en trabajar en remoto, te animo a seguir leyendo para entender la situación en la que se encuentran muchos de tus clientes y proveedores. La empatía es fundamental. La crisis pasará, y todos recordaremos cómo hemos sido tratados por los demás.

Comentarios cerrados